24
Sáb, Feb
9 New Articles

Casa Godo, una opción más allá del centro.

Casa Godo

Restaurantes

Según reza su slogan se define como restaurante familiar donde se puede degustar la “Comida cubana al mejor precio”.

La terraza de la casa de Godofredo Fernández, en la vistosa avenida Mayía Rodríguez, del reparto Víbora, nos recibe con sus taburetes y mesas bajo techo —incluida la “mini mesa” para edades infantiles, colmada de lápices de colores, hojas para dibujar y juguetes—, junto a otras pocas mesas ubicadas en una pérgola rodeada de vegetación.

Este restaurante de barrio, inaugurado en mayo de 2014, deja ver a primera vista que su dueño no tiene grandes pretensiones, no persigue el “súper triunfo”, lo quiere “hacer bien” y punto. Y en este querer hacerlo bien radica su prudente e “imperfecto” éxito.

Su carta discreta, pero bien pensada, seduce con precios muy asequibles para el cliente cubano en correspondencia con sus gustos y preferencias.

Existe gran variedad: Platos fríos (seviches, escabeches y coctel de camarones), sopas y cremas caseras; entrepanes y tres variantes de pastas; arroz frito... Todos los platos principales, divididos en Carnes blancas (pollo y conejo; Del mar (pescados y camarones, Con cerdo y res (Ropa vieja y Vaca frita), incluyen dos guarniciones por persona, entre ellas el puré de malanga y el fufú de plátano, con lo que expresan la búsqueda del detalle “a lo cubano”, popular y tradicional al mismo tiempo. Casi todos los postres son caseros, excepto el helado y los incluidos en la oferta del día. 

El menú para niños y niñas tiene dos combinaciones. La carta de bebidas incluye las refrescantes, infusiones y cafés, cocteles y bebidas destiladas, todos con precios discretos, en algunos casos estándares.

Las “Sugerencias del chef” descubren un cierto refinamiento para clientes más exigentes, pero sin buscar lo estrictamente gourmet, así proponen, entre otros, Grillada de mariscos y copa de vino, paella de mariscos, variedades de preparaciones con pulpo, pimientos de piquillo rellenos con atún y terrina de pavo, jamón y cebollitas confitadas con vino tinto y balsámico.

casagodo

El chef asesor, Oscar López, referencia obligada de la mejor gastronomía cubana, me confesó que los cocineros fueron escogidos por él; sin importar su profesión y procedencia buscó valores y talento para formarlos con “su estilo”, lo que garantiza estabilidad y calidad en la cocina de Casa Godo. Sin ser mejores ni peores, Oscar y su equipo intentan garantizar la complacencia y la fidelidad del cliente. El servicio, es rápido y con atenciones como colocar en mesa molinillos con diferentes combinaciones de especias, el aceite de oliva, el vinagre balsámico para aderezar y algún entrante como cortesía de la casa.

Nada que impresione como “diferente” encontré en mi pescado grillé, y entre los pedidos de mis acompañantes: lonjas de cerdo, palomilla encebollada y sándwich de jamón y queso, agradezco su “delicada sabrosura”, abundante para el gusto del cubano, sin excesos de grasa ni condimentos.

Para el visitante le puedo recomendar de postre la tarta de limón con crema de vainilla, muy bien presentada y sugerente.

Así marcha este paladar, que, ocasionalmente, en fechas señaladas, ofrece espectáculos musicales de género tradicional, no tiene servicio a domicilio y abre todos los días, de 11:00 a.m. a 12 m.

No trasciende en listas o citas de fama, pues no parece ser su intención primordial, pero va marcando preferencia en el barrio, algo que necesitamos con urgencia.