24
Jue, May
11 New Articles

Club Hemingway de Cuba celebra su 25 aniversario

Marina Hemingway

Turismo

Una sencilla pero sentida ceremonia, que contó con la presencia de más de cientos de representantes de una veintena de organizaciones amigas de ese establecimiento náutico recreativo, coronó este 21 de mayo el 25 aniversario Club Internacional Ernest Hemingway de Cuba.

En su sede en la Marina Hemingway, del oeste capitalino desde 1992, se dieron cita organismos, entidades y empresas cubanas y extranjeras para rendir homenaje a una institución liderada por su Comodoro José Miguel Díaz Escrich, encargado de rescatar la tradición marinera de amistad y buena voluntad de la Isla y sus entidades amigas.

Durante la ceremonia, Luis Miguel Díaz Sánchez, viceministro del Ministerio de Turismo (Mintur) de la Isla, entregó a Escrich, un diploma de reconocimiento, a nombre del ministro de Turismo cubano, Manuel Marrero Cruz, el cual resalta que “el Mintur otorga el presente reconocimiento al Club por su aniversario 25 y su contribución al desarrollo del producto náutico de Cuba”.

En la cita, que contó con la presencia de gran parte del Cuerpo Diplomático acreditado en Cuba, un grupo importante de representantes de clubes náuticos e instituciones de la comunidad náutica internacional entregó presentes al Comodoro Escrich. 

Francis Evans Rogers, en representación del Dallas Yacht Club y otros Yacht Club de Estados Unidos, leyó la proclama de la Cámara de Representantes del Estado de Maine, donde felicita al Club cubano por su aniversario y expresa que “por sus 25 años, esta institución náutica ubana ha recibido cientos de visitantes internacionales del mundo entero y ha promovido consistentemente fuertes lazos entre Cuba y Estados Unidos a través de la navegación y los programas marítimos”.

Además, según revela el texto, “el Club Internacional Ernest Hemingway de Cuba ha contribuido a la participación de los pescadores estadounidenses en el Torneo Internacional de la Pesca de la Aguja Ernest Hemingway”.

La ceremonia sirvió asimismo para que las instituciones presentes, procedentes de distintos estados y organizaciones de Argentina, Estados Unidos, España, Colombia, Italia, San Vicente y las Granadinas, entre otras, entregaran presentes y trofeos de reconocimientos al Club de la Mayor de las Antillas.

De igual manera, Escrich aprovechó la ocasión para otorgar placas de reconocimiento a un grupo de instituciones, organismos, clubes, periodistas y personalidades nacionales por todo su apoyo durante estos 25 años de existencia de esa institución náutica cubana.

Igualmente, el Comodoro honró a diferentes personalidades que durante muchos años han apoyado la noble labor llevada adelante por el Club, entre ellas, el embajador de la Federación de Rusia, Mikhail Kaminin, Giuseppe Fasolino, alcalde de Golfo Aranci, de Isla Cerdeña, Rob Kramer, presidente de la International Game Fish Association, entre otras.

Entre las instituciones nacionales reconocidas se destacan el Mintur, el Ministerio de Relaciones Exteriores (Minrex), el Instituto Cubano de Deportes y Recreación (Inder), la Empresa Antillana de Salvamento, la Empresa Cuba Ron S.A., el Ministerio de Justicia (Minjus), Geocuba Estudios Marinos, entre otros.

Un momento especial resultó la entrega simbólica de parte de James Guilaran, embajador de la República de la Concha (Conch Republic Cup), ubicada en Key West, la Copa de la Amistad, instituida en 2015, con motivo de la celebración de la Regata de igual nombre, celebrada en las aguas aledañas al malecón de La Habana.

Al respecto, Guilaran expresó sentidas palabras al recordar que esa copa fue nombrada en honor a su hijo Mathiew Guilaran, quien ya falleció, era un ávido marinero, y siempre vivió su vida de manera que cada persona que conocía se convertía en su amigo, de ahí –subrayó-, el significado del nombre de esa Competencia, la cual, por segundo año consecutivo gana un cubano: Nino de la Guardia.

La actividad concluyó con las conmovedoras palabras de Escrich, quien se remontó a los días iniciales de creación del Club, hace 25 años, en momentos en que -según precisó- fue ideado un proyecto motivado por el amor al mar, a la patria, y entre seres humanos, así como por el respecto a su profesionalidad de marino, e inspirado en un hombre que fue amigo y amó a Cuba, que cuando le dieron el Premio Nobel de Literatura dijo: “Soy un cubano sato”.

“Esas fueron las palabras de Ernest Hemingway, y tengo el honor hoy de tener a mi lado a su nieto, Patrick Hemingway. Ese hombre, fue nuestra inspiración principal, porque, me enseñó el amor a Cuba, y el amor a la Amistad, y también que la náutica de recreo había que popularizarla e internacionalizarla, de ahí, nació el Torneo Internacional que lleva con orgullo su nombre”, precisó Escrich.

Por tal motivo, insistió emocionado el Comodoro, “cuando concebimos el proyecto, el sueño de hacer un Club, decidimos que se llamara Club Náutico Internacional Ernest Hemingway de Cuba”.

“Al inicio fueron 28 personas de 10 países, aseguró, y ahora, -recalcó- , tenemos más de tres mil miembros en 73 países y relaciones con más de 700 clubes náuticos en 65 naciones”, reveló orgulloso Escrich a los participantes presentes en el aniversario.

Hoy, el Club se dedica a organizar regatas, exhibiciones, intercambios, competencias y otras tareas que no solo atañen a diplomáticos, empresarios y visitantes, investigadores y aficionados, sino a una joven generación de practicantes del velerismo, entre otras actividades recreativas.