24
Sáb, Feb
9 New Articles

Carlos Acosta agradece Premio Excelencias

Carlos Acosta

Danza

Tomado de Excelencias

Foto de Internet

El Premio Excelencias ha sido un reconocimiento a mi trabajo que agradezco mucho. En estos tiempos en los que todo parece andar de cabezas y se promueven muchas cosas sin importancia creo que es significativo que un grupo como Excelencias distinga a personas de diferentes ramas de la sociedad por la labor que realizan y su incidencia en la sociedad; así se pone de nuevo en el primer lugar el esfuerzo de las personas. Ha sido un gusto coincidir en este premio con personalidades tan importantes de la música, los deportes, directores de cine, promotores culturales de mi país, personas y empresas que ayudan al desarrollo de Cuba. Ha sido muy gratificante. CARLOS ACOSTA

Lea también: PREMIOS EXCELENCIAS TURÍSTICAS

Los Ganadores de la XII edición de los Premios Excelencias los puede encontrar en el sitio dedicado a los PREMIOS EXCELENCIAS TURÍSTICAS 2016

Acosta Danza es una compañía que busca expresarse a través de todos los estilos y tendencias en la danza escénica. 

Hemos construido un repertorio que nos permite ofrecer temporadas que satisfacen a todos los gustos. Nos hemos movido sobre la cuerda de la danza moderna y contemporánea, estamos trabajando sobre obras de ballet neoclásico. Acosta Danza está abierta a todo, lo mismo al flamenco que al tango, el hip hop, el tap, las danzas folklóricas afrocubanas, todas las expresiones del baile y la danza escénica. Afirma su director, bailarín y coreógrafo Carlos Acosta (1973), esta vez, con entrevista exclusiva para Excelencias News Cuba.

Formado en la Escuela Nacional de Ballet de Cuba, este gran artista, posee una enorme destreza en sus movimientos que lo hacen único en los escenarios de la Isla y del mundo. Ha actuado en importantes ballets como: Ópera de París, el Bolshoi, ABT, Compañía de Teatro Nuovo de Turín en Italia, Royal Ballet de Londres… Ponemos a disposición de nuestros lectores un acercamiento a la vida y obra escénica de este creador.

¿Cómo surge la concepción de esta compañía?

La tengo desde hace años y, aunque pude haberla concretado en otro país, siempre supe que mi compañía sería cubana, porque aquí existe la riqueza cultural y un sistema de enseñanza artística que da frutos espectaculares. También es la mejor manera de retribuir al país por mi formación, por mi cultura. Quería poner en práctica muchas ideas que he madurado durante mi carrera y en mi experiencia en los escenarios del mundo, bailando todo tipo de obras y estilos. Tenía la necesidad de traer ese conocimiento y entregárselo a mi país. Pensé que la mejor manera de hacerlo era creando un espacio para la danza. También quiero brindar posibilidades a los talentos jóvenes, que vengan a bailar y coreografiar con nosotros. Poner bien en alto nuestra cultura y hacer algo que enorgullezca a los cubanos.

Acosta Danza consta de 24 bailarines, entre ellos: bailarines contemporáneos y de procedencia clásica, incluyendo artistas formados en la modalidad del espectáculo. Todos son excelentes artistas y hermosos seres humanos. Puedo decir que estoy muy orgulloso de mis muchachos, declaró.

¿Cuánto le aportó el Ballet Nacional de Cuba en su carrera y cuánto ha tenido que superar para lograr lo que tiene hoy, su propia Academia y su prestigio como bailarín y coreógrafo?

El Ballet Nacional de Cuba es el principal referente que tienen los estudiantes de ballet en nuestro país. En esa compañía todos encontramos nuestros primeros paradigmas, aquellos artistas, hoy legendarios, a los que nos quisimos parecer y que, desde su posición de ejemplos, nos ayudaron a crecer, a desarrollarnos. Por supuesto, decir Ballet Nacional de Cuba es decir también Alicia Alonso y Fernando Alonso que son las dos figuras más grandes que ha tenido el ballet de nuestro país porque fueron los fundadores y hoy son los mitos en lo que se sostiene la tradición.

Ellos tuvieron que enfrentarse a muchos problemas y prejuicios que aún están vigentes, defendieron el arte del ballet en Cuba y lo llevaron a los más altos estándares. Todo eso te da fuerzas. En mi carrera he tenido que librar algunas batallas, pero como vengo de esa tradición del ballet cubano me he impuesto por encima de los prejuicios y todo tipo de dificultad a base de trabajo.

La compañía ofreció por siete días, su primera temporada de estreno, durante su inauguración, en abril 2016; en la que fueron  interpretados dos espectáculos completamente diferentes; uno con obras contemporáneas, y otro, con piezas conocidas del ballet clásico, romántico y neoclásico, en el Gran Teatro de La Habana “Alicia Alonso”. En el pasado mes de diciembre, tuvo lugar la segunda temporada,  añade que, también fue exitosa y que les permitió redefinir muchas cosas para el futuro. “Ahora estamos preparando las próximas presentaciones”.

¿Tiene alguna relación Acosta Danza, con el Royal Ballet de Londres?

La relación con el Royal Ballet de Londres se dio fundamentalmente cuando se estrenó en Cuba mi versión de Carmen, en abril de 2016. La compañía británica nos envió toda la producción del ballet para poder presentarlo aquí con todos sus elementos. No me he desvinculado del Royal Ballet y mis buenas relaciones con esa compañía se extienden a Acosta Danza.

¿Cuáles son las obras que más disfruta interpretar? ¿Cuál considera la que más ha gustado al público, desde el inicio de la compañía?

Me gusta bailar de todo, pues eso me permite cambiar constantemente de situación, entrar en diferentes vidas y ambientes que es la belleza de nuestra profesión. Me gustan mucho los ballets de Kenneth MacMillan, pero también disfruto bailar el repertorio de Petipa, y títulos como el ballet Espartacus, de Yuri Grigorovich.

Sobre el repertorio de Acosta Danza creo que su misma variedad impide comparar un título con otro ¿cómo compara una obra de danza moderna con un neoclásico, o un contemporáneo?

Cada uno tiene estilos diferentes y sus propios públicos, mueve diferentes gustos. Si el público sale contento de todo nuestro espectáculo, entonces, estaremos satisfechos.

Uno tiene que asumir los retos con sinceridad y valor, aspirando a que todo quede lo mejor posible. Hay que poner mucho cuidado sobre todo en aquellos trabajos que sabes difíciles.

Hay ballets que me han costado interpretar más que otros, sobre todo los de períodos históricos, los príncipes y los personajes nobles. Siempre he sido un bailarín fuerte, y roles como Basilio, el barbero de Don Quijote, y el cazador de Diana y Acteón tienen más que ver con mi personalidad, con mis orígenes. Cuando llegué al mundo del ballet no tenía idea de cómo interpretar a un príncipe en el escenario, no tenía referentes, no conocía nada sobre la monarquía. Ese desconocimiento tuve que llenarlo con estudio, observación, con creatividad. Los roles como el Des Griex de Manón, y el príncipe Rudolf, heredero de la corona del Imperio Austrohúngaro, en Mayerling, me han costado mucho esfuerzo; pero siempre me gustó asumir esos retos porque en los desafíos está la evolución profesional y, cuando los vences, asciendes a niveles superiores.

Este profesional de las tablas afirma que, una de las principales condiciones para  aspirar a ser primera figura de ballet o insertarse en una compañía, es tener bien claras las condiciones reales, aptitudes y trabajar duro.

En los desafíos está la evolución profesional y, cuando los vences, asciendes a niveles superiores.

Carlos Acosta ha coincidido con excelentes bailarines españoles desde su época de estudiante.

…Tengo que destacar especialmente a Tamara Rojo, bailarina de gran profundidad escénica con la que bailé mucho durante nuestras carreras como figuras del Royal Ballet. Otra figura que admiro de la danza española es Antonio Gades, un genio de la escena. Su colaboración con el cineasta Carlos Saura produjo grandes obras de arte del cine de danza

¿Coménteme en qué es lo primero que piensa, para montar y concebir una nueva obra?

Lo primero que me llama la atención es la historia, que me sugiera una idea interesante. Me gusta buscar algo en las obras que no haya sido tocado antes.

Entre los proyectos futuros de Acosta Danza, el más importante es llevar adelante la compañía, que este año comienza sus presentaciones internacionales. Entre los países que visitarán se encuentran el Reino Unido, Rusia y España.

Seguiremos buscando coreógrafos, títulos, artistas que nos ayuden a crear un repertorio variado e interesante, y buscaremos el tiempo para hacer nuestra deseada gira por Cuba. Como ves, tenemos mucho trabajo por delante.

Como todo artista, muchas veces su tiempo lo absorbe la responsabilidad del trabajo, aunque…

Trato de desconectarme del día a día. Me gusta entretenerme con cosas sencillas, pasar un rato agradable con mi familia y mis amigos, leer algún libro, me gusta mucho el cine. A veces es bueno y saludable escapar de nuestras cabezas; luego, cuando regresas a tu día a día, tienes más fuerzas, es como si hubieras estado en otra dimensión. Eso me pasaba mucho cuando escribía. Solo tenía una hora de descanso entre ensayos o funciones, me iba a mi camerino a escribir y era como viajar a otras latitudes. Es algo muy saludable pero, lamentablemente, en estos tiempos tengo muy pocas oportunidades de hacerlo

Este gran coreógrafo, ganó en 1990, la medalla de oro en el Prix de Lausanne, el Gran Premio en la 4ta. Bienal del Concurso Internacional de Danza de París, Premio Vignale Danza en Italia, Premio Frédéric Chopin, otorgado por la Corporación Artística Polaca. Recibió el galardón Doctor en Letras Honoris Causa por la Universidad Metropolitana de Londres, en el 2006. En 2007, ganó el tan codiciado Premio de Danza Laurence Olivier (prestigioso reconocimiento a los logros artísticos de teatro en Londres) y muchos otros...

Solo queda extender la invitación para las próximas funciones que esta compañía dedicará al público los días: 2, 3, 4 y 5 de marzo, en el Gran Teatro de La Habana “Alicia Alonso”.  Un programa concierto y varios estrenos, protagonizarán cada noche, entre ellas:  las coreografías Avium, de Ely Regina Hernández y Nosotros, de Beatriz García y Raúl Reinoso, todos jóvenes creadores a los que la compañía ha abierto las puertas. También se estrenará Twelve, “un ejercicio danzario muy interesante y difícil” -según afirma Acosta-,  del español Jorge Crecis. En carácter de reposición se presentará: Alrededor no hay nada, de Goyo Montero; End of Time, de Ben Stevenson y Babbel 2.0., de María Rovira.

La próxima temporada será en la segunda mitad de abril donde- según su director- habrá sorpresas para ese momento. Le deseamos gran éxito.