20
Mar, Ago
10 New Articles

Por una recreación apropiada y sostenible

News

Yuri Muñoz

Sin duda alguna, uno de los atractivos “diferentes” que han mostrado algunas instalaciones recreativas de la ciudad en esta temporada estival ha sido la calidad de las propuestas y actividades brindadas, amén de la recuperación de los locales y áreas, y de la estabilidad de los aseguramientos, en todos los sentidos.

Basta con visitar o recorrer, por ejemplo, los nueve Círculos Sociales Obreros (CSO) ubicados en el litoral de gran parte de Miramar para palpar la diferencia con respecto a otra época no muy lejana en el tiempo. El cambio ha sido abismal. Es evidente el trabajo desplegado por la Empresa Provincial de Círculos Sociales Obreros de La Habana (EPCSOH).

Además, en esta oportunidad, no ha faltado el apoyo del Partido, del Gobierno y de la CTC, en gran parte, que ha permitido darle un vuelco de 360 grados a esos establecimientos para beneficio de los asociados, a quienes están destinadas finalmente sus propuestas recreativas y culturales.

En el caso del CSO “Gerardo Abreu Fontán”, su director, Adolfo Moreno González, confirma esa afirmación cuando expresa a la prensa las diferencias con relación a las vacaciones pasadas, y donde los aseguramientos, la dedicación y preocupación de sus jefes superiores nunca les han fallado.

“Creo que el sostén y el soporte en esta temporada han sido muy superiores, en todos los aspectos, lo ratifican las visitas constantes de los más altos funcionarios del Partido, del Gobierno y de los sindicatos, al igual que de nuestros directivos”, sostiene emocionado el ejecutivo del Fontán.

La belleza está por doquier y se puede apreciar los deseos de sus obreros de mejorar aún más las condiciones de vida y el servicio que se brinda, tanto a los trabajadores internos como a los visitantes, que cuando logran percibir esa atención tan esmerada, la agradecen, aunque no lo expresen con palabras, sino con gestos.

“En estos meses, los asociados que han frecuentado nuestra instalación la han pasado como nunca, y eso se debe a la unión y conjugación de nuestro esfuerzo, el de nuestra empresa y el empeño de todos juntos”, aseguró Moreno González, quien reiteró que para “las venideras vacaciones serán incluso mejores”.

Un toque femenino también

Con apenas 51 trabajadores, en su mayoría jóvenes, y deseosos de hacer y dar lo mejor de sí, el Círculo Social Obrero (CSO) “José Ramón Rodríguez”, también marcó pautas en estos dos meses de recreación propios de la temporada estival en la capital.

Dirigida magistralmente por Yamile Hierrezuelo Hernández, su directora, el centro ha sabido mantener el prestigio y el atractivo entre los asociados, quienes no han cejado en el empeño de elogiar las bondades que se brindan allí.

Interrogada por la prensa, la ejecutiva afirmó que durante esta temporada ha sido notoria la marcada diferencia respecto a otros veranos debido a la preocupación de nuestros directivos por mejorar los indicadores de eficiencia y calidad en el servicio y la atención a los clientes, que son nuestra razón de ser.

En ese sentido, resaltó que se mantuvo siempre la atención a los jóvenes estudiantes todos los viernes, es decir, a la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC), y a cuadros a diferentes instancias, además de todas las actividades culturales que se han realizado en nuestros locales.

Asimismo, precisó, no han dejado de efectuarse encuentros culturales especiales en fechas importantes señaladas como el 26 de Julio, el Día de los Niños, el 13 de agosto, Aniversario 91 del Comandante en Jefe Fidel Castro, entre otras actividades infantiles meritorias, quienes siempre han sido y serán nuestra razón de ser.

Se han hecho además actividades diurnas y nocturnas para los asociados de la Administración Publica, principalmente para las familias, sobre todo, en el área de las piscina, que abre de desde las 9:00 de la mañana hasta la 4:30 de la tarde y reabre a las 5:00 de la tarde hasta las 9:00 de la noche para los adultos.

Los aseguramientos han sido estables todo el verano, han sido variados, y han marcado la diferencia respecto a años atrás, han sido garantizados los alimentos, las confituras, cervezas, refrescos, helados, comidas variadas, entre otros, por precios muy módicos en moneda nacional.

Sobre las disimiles propuestas culturales, mencionó las dedicadas a los adultos, que van de noches de Cabaré, de Karaoke y de Humor, así como la Noche del Traguito Cubano (dedicada a los cocteles famosos cubanos), donde el visitante tiene garantizada una mesa cuyo precio oscila entre 170 y 200 pesos cubanos en moneda nacional para cuatro personas para cuatro horas de distracción.

Esta opción, puntualizó, incluye una serie de productos y recursos, que van desde comestibles y bebidas (un módulo dirigido que comprende ocho cervezas, una botella de ron, refrescos, pollo frito, entre otros), y el disfrute de agrupaciones, boleristas, solistas, dúos, humoristas, entre otros.